Podemos decir que producimos uno de los alimentos más saludables sin temor a equivocarnos, pues son imnumerables los expertos y autoridades sanitarias que tras infinidad de estudios realizados por diferentes universidades y organismos internacionales, reconocen y confirman las multiples propiedades saludables y preventivas frente a numerosas enfermedades, del aceite de oliva virgen extra.

 

aceitunas

Su consumo habitual además de constituir un importante aporte nutricional, tiene entre otras las siguientes virtudes:

Fortalece el sistema inmunológico

El sistema inmunológico es muy importante para la salud, ya que es el responsable de actuar contra los virus, bacterias y otros microorganismos que pueden provocar enfermedades comunes crónicas. El Aceute de Oliva es rico en antioxidantes y otros nutrientes esenciales que pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunológico y ofrecerle protección contra enfermedades.

Tiene propiedades anticancerígenas

Un reciente estudio determinó que las personas que consumen Aceite de Oliva frecuentemente en su dieta tienen menos incidencia a padecer cáncer. Este importante efecto podría estar relacionado con su alto contenido en ácido oleico, que es el ácido graso predominante en este alimento. Además, el Aceite de Oliva contiene antioxidantes, flavonoides, polifenoles y escualeno, los cuales también serían clave en este beneficio.

Previene el cáncer de mama

El Grupo Multidisciplinar para el Estudio del Cáncer de Mama de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) elaboró un estudio que ha demostrado que el consumo de Aceite de Oliva Virgen Extra reduce la malignidad del Cáncer de mama y, además, ralentiza el crecimiento de tumores.

Bueno para el corazón

Numerosos estudios, entre ellos, el Estudio PREDIMED, demuestran que la ingesta de alimentos con alto contenido de polifenoles, como el Aceite de Oliva Virgen Extra, puede reducir en un 30% el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares como el infarto de miocardio, ictus o infarto cerebral.

Controla el colesterol

El Aceite de Oliva es un buen aliado para regular el colesterol y eliminar los excesos de colesterol malo en el organismo. Las grasas monoinsaturadas aumentan los niveles de colesterol bueno y estimulan la eliminación de colesterol malo, previniendo al mismo tiempo problemas cardiovasculares.

Mejora la circulación

El consumo de un Aceite de Oliva Virgen Extra rico en polifenoles presenta beneficios muy importantes en el sistema circulatorio. Según un estudio realizado por la Unidad de Lípidos y Arterosclerosis del Hospital Reina Sofía, este consumo mejora los niveles de factores sanguíneos, reduciendo, entre otras situaciones, el riesgo de trombosis.

Disminuye la presión arterial

Sólo tres cucharadas diarias de Aceite de Oliva pueden ayudar a disminuir los niveles altos de presión arterial. Según varios estudios, las grasas saludables del Aceite de Oliva podrían ayudar a reducir la presión arterial diastólica y sistólica.

Reduce la hipertensión

Por su acción vasodilatante, el consumo de grasas monoinsaturadas como el Aceite de Oliva mejora la fluidez de la sangre y, por tanto, reduce la posibilidad de padecer hipertensión; ya que regulan la presión arterial.

Alivia los dolores musculares y articulaciones

Por sus contenidos de oleocantal, el Aceite de Oliva tiene una acción antiinflamatoria que podría ayudar a reducir dolores asociados con las articulaciones y los músculos. Varias investigaciones han concluido que las personas que consumen regularmente Aceite de Oliva tienen menos dolencias que aquellas que no lo consumen.

Aliado contra la diabetes

En un estudio publicado por la revista científica Diabetes Care se reveló que cualquier dieta mediterránea que tiene Aceite de Oliva es capaz de reducir los casos de diabetes tipo II hasta en un 50%. Esto se debe a su alto contenido en grasas saludables que podrían ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre y la producción de insulina.

Combate el envejecimiento

Por su alto contenido en polifenoles y en vitamina E, antioxidantes naturales; el Aceite de Oliva Virgen Extra contribuye a la prevención del daño causado por los radicales libres en los tejidos corporales, principales responsables del envejecimiento.

Ayuda a prevenir el Alzheimer

Por sus altos contenidos de grasas saludables monoinsaturadas, el Aceite de Oliva podría retrasar o impedir el deterioro mental, el cual está vinculado a enfermedades mentales como el alzhéimer. Precisamente por la acción de sus agentes antioxidantes, el Aceite de Oliva protege frente el deterioro cognitivo, previniendo el desarrollo de demencias neurodegenerativas.

Ayuda a nuestro sistema digestivo

El Aceite de oliva contribuye al buen funcionamiento de nuestro aparato digestivo, al estar considerado como un protector frente al exceso de ácidos del estómago. Igualmente, facilita la absorción del calcio y del magnesio.